Dragon Dreaming: Proyectos sostenibles para el Siglo XXI
15728
post-template-default,single,single-post,postid-15728,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
Dragon Dreaming diseño de proyectos

Dragon Dreaming, creando proyectos tremendamente exitosos y sostenibles para el siglo XXI.

Dragon Dreaming llega a ti en el momento que estás preparado; como una de esas “mágicas” sincronicidades que nos ofrece la vida. Así me sucedió a mí:

Personalmente provengo del mundo empresarial más “tradicional”, donde he empleado 8 años gestionando diferentes proyectos de hostelería. Fui educada por y para una economía de consumo global con políticas neoliberales. Siempre sentí que, en todo este sistema, había algo que no funcionaba y presentía que otro modelo de vida, diferente al actual, era posible. Un día, sin previo aviso, apareció en la pantalla de mi ordenador la Ecoaldea “Findhorn”, y aquí comenzó mi nueva vida. Durante el último año y medio, he viajado  por todo el mundo aprendiendo más sobre permacultura, transición, sostenibilidad integral y ecoemprendimiento, entre otros. Asimismo he podido incorporar a mi conocimiento, cientos de conceptos y herramientas tremendamente  interesantes que, en mi opinión, son clave para poder hacer las cosas de manera diferente y generar cambio.

Sin embargo, la gran inmensidad de herramientas y conceptos disponibles llegó a causar en mí un sentimiento abrumador. Todas me parecían útiles y maravillosas, pero ¿existiría alguna manera de trabajar con todas ellas, o tendría que elegir? y sobre todo ¿de qué manera podría integrar todo esto en el mundo convencional? Estas preguntas me rondaban la cabeza cuando la respuesta se alzo ante mis ojos. Dragon Dreaming me encontró mientras realizaba la formación “Ecovillage Design Education” en Sieben Linden, una fantástica Ecoaldea de Alemania. Este encuentro provocó en mi un gran momento ¡AJA! En Dragon Dreaming describimos los momentos ¡AJA! como aquellos en los que una realidad se presenta ante nuestros ojos de manera clara y transparente, despertando nuestra consciencia y generando conocimiento. Así pues, ¡ya lo tenía!

Dragon Dreaming, una metodología viva procedente de Australia que ayuda a crear agentes de cambio.

Seguramente, al igual que yo, muchos de los que estáis leyendo este artículo también os habléis planteado, en los últimos tiempos, realizar un cambio en vuestras vidas, ya sea profesional o personal; o incluso, ya lleváis varios años en ello.

Asimismo, estoy segura de que, muchos de vosotros, también tenéis la firme convicción de que existe “otra” manera de hacer las cosas. Incluso esta sensación la hemos podido experimentar en primera persona en nuestro propio camino de crecimiento personal. Todo esto es algo que constantemente podemos ver en todas las charlas, talleres y eventos a los que asistimos.

No obstante, somos conscientes de que generar cualquier cambio no es una tarea sencilla, ya que en muchas ocasiones, conlleva un replanteamiento radical de nuestra situación y de nuestras creencias. Además de una labor de investigación amplia y profunda, que nos permita seleccionar, entre las miles de opciones, sistemas y teorías existentes hoy en día, aquellas que se adaptan mejor a nuestras necesidades. ¿No sería magnífico encontrar una metodología que aunara todas ellas? Pues esto es Dragon Dreaming.

Podemos definir Dragon Dreaming de mil maneras, entre ellas como, “una metodología de diseño integral de proyectos que tenga en cuenta la sostenibilidad en todos los aspectos de nuestra vida”, o también como “amor en acción”.

Dragon Dreaming es, además, un método holístico que integra la teoría de sistemas vivos y la ecología profunda con los métodos tradicionales de gestión de proyectos y la sabiduría milenaria de los aborígenes australianos. Esta metodología es el resultado de más de 25 años de trabajo, durante los cuales ha ido evolucionando, gracias a la aportación de decenas de pensadores, científicos y agentes de cambio como: Gandhi, Paolo Freire, Jung, Joana Macy, Scott Peck, Arnold Mindell, Rosenberg etc… Dragon Dreaming, al igual que los seres vivos, siempre está en constante cambio y evolución.

John Croft y Vivienne Elanta, un matrimonio procedente del suroeste de Australia, son sus creadores. No obstante, John es el principal impulsor a nivel mundial de la herramienta, ya que desde el fallecimiento de Vivienne en 2007, la ha difundido incansablemente por más de 30 países. Movimientos como el Global Ecovillage Network y el Transition Town Network, ya incluso imparten la formación y lo utilizan para el diseño de sus proyectos.

La Cultura de Ganar-Ganar-Ganar para diseñar nuevos modelos de futuro.

Actualmente vivimos en un mundo en constante cambio y rápida evolución, por lo que la sostenibilidad a largo plazo de nuestras organizaciones y proyectos puede resultar una tarea compleja. Para ello se hace necesario desarrollar estrategias flexibles, creativas e innovadoras que nos sirvan de puente hacia la nueva sociedad del siglo XXI. Es por esta razón que, últimamente vemos como surgen nuevas metodologías de diseño y gestión de proyectos, como Business Model Canvas o  Design Thinking. No obstante, desde mi punto de vista, estas no poseen una visión holística que responda a las necesidades individuales, colectivas y globales. Por el contrario, Dragon Dreaming busca convertir nuestros sueños en realidad a través de proyectos que potencien el desarrollo personal, la creación de comunidad y el servicio a la tierra, estableciendo relaciones de ganar-ganar-ganar a todos los niveles. El momento presente es el momento para el Gran Cambio, donde  dejamos atrás la cultura de ganar-perder basada en las estructuras horizontales impuestas, el egocentrismo, las diferencias de clases o la sobre explotación del planeta, ya que con esa TODOS perdemos.

Es por esta razón que requerimos de una nueva cultura basada en la colaboración y la empatía, así como en la comunicación auténtica, la confianza y el disfrute. De la misma manera, necesitamos equipos de personas que realmente sepan trabajar en conjunto, asumiendo compromisos y responsabilidades compartidos. Pero ¿cómo podemos conseguirlo?

El trabajo en equipo para crecer como personas y desarrollar nuestra creatividad, utilizando la comunicación carismática.

En Dragon Dreaming planteamos el trabajo en equipo como una excelente oportunidad para el desarrollo personal, aumentando nuestro aprendizaje y desarrollando nuestra creatividad, cambiando así el paradigma.

Es cuando colaboramos con otras personas que generamos las grandes ideas, ya que los conocimientos de los demás completan aquello que nosotros ni siquiera sabemos que no sabemos. Asimismo, el trabajo en equipo nos enfrenta a situaciones que nos hacen salir de nuestra zona de confort, llegando incluso al “limite del caos”, siendo este el espacio donde la creatividad humana alcanza su máximo esplendor.

Sin embargo, el trabajo en equipo, así como la creación de comunidad, no son tareas sencillas. La educación tradicional, basada en modelos económicos y sociales del siglo pasado, nos ha transmitido la importancia del individualismo, la competición y el materialismo. Para superar estas barreras, Dragon Dreaming propone tres pócimas con efectos infalibles. La primera es la valentía, para enfrentarnos a nuestros miedos o “dragones”; la segunda es la confianza, tanto en las personas como en los procesos; y la tercera es la comunicación carismática. La comunicación carismática nos permite comunicarnos desde nuestro ser auténtico y con el corazón. Además nos conecta como seres humanos, abriéndonos al campo de todas las posibilidades y a una comprensión profunda. Ahora bien ¿cómo comenzamos?

En los proyectos sostenibles soñamos, planificamos, hacemos y celebramos.

Puede que lo que hayamos leído hasta ahora de la metodología parezca poco concreto. No obstante, en Dragon Dreaming trabajamos con un proceso de 4 fases: soñar, planificar, hacer y celebrar; 12 diferentes etapas y más de 60 herramientas. Esto nos permite diseñar cualquier tipo de proyecto desde los orígenes hasta la consecución, de manera precisa y tremendamente exitosa.

Dragon Dreaming 4 fasesComenzamos en la fase de sueño donde utilizamos la técnica del círculo de sueños para que el sueño individual pueda morir y renazca como sueño colectivo. Esto nos permite pasar a la fase de planificación, donde creamos los objetivos, la meta y el plan de tareas para nuestro proyecto, a través de técnicas que potencien la inteligencia colectiva, la creatividad y la diversión. El plan de tareas o “karabirt” se inspira en la cultura aborigen Noongar, procedente de la zona suroeste de Australia, con más de 45.000 años de antigüedad; y su significado es “tela de araña”. Aquí nosotros lo conocemos como “tablero de juego”. El “karabirt” es el tablero en el cual identificamos las responsabilidades, el presupuesto, las interdependencias entre tareas y los plazos temporales para nuestro proyecto. Esta es una herramienta tremendamente visual que además nos sirve para identificar las necesidades de todos los stakeholders y conocer el estado de “salud” de nuestros equipos y de todo el proyecto en sí mismo. Es por esto que Dragon Dreaming es tanto una herramienta para emprendedores, como para organizaciones ya consolidadas que buscan una manera diferente de hacer las cosas.

Una vez hemos realizado la planificación es hora de pasar a la acción. Es en esta fase que surgen los primeros “grandes” conflictos, donde nuestra curva de motivación decae y donde se generan los mayores retos, y de la misma manera, los mayores aprendizajes. Cuando esto sucede, estaremos entrando en la fase de celebración. Celebración es diversión ya que cómo decimos en Dragon Dreaming: “mantenlo divertido o no será sostenible”. Pero también es observación, reflexión e integración de todos los aprendizajes generados por nuestras acciones.  Es también saber apreciar nuestros aciertos como nuestros errores, y finalmente renacer para poder volver a soñar nuestro proyecto con una nueva sabiduría.

Cabe remarcar que para que nuestros proyectos sean sostenibles es necesario destinar el 25% de todos nuestros recursos, ya sea tiempo, dinero o energías en cada una de estas fases. Además, gracias a la naturaleza fractal de este modelo, cada una de las fases está contenida en las otras. Asimismo, podemos ver similitudes con el arquetipo personal de cada integrante del proyecto pudiendo tener personas que sean más soñadoras, planificadoras, actoras o celebradoras. Todas ellas son importantes, ¿con cuál de ellos te identificas tú?

De todas maneras, todo lo expuesto hasta ahora no es más que una pequeña introducción. Dragon Dreaming es mucho más y está esperando a que llegue tu momento para que lo conozcas en profundidad, lo integres con todos tus conocimientos previos y  lo pongas en práctica. Juntos diseñamos proyectos tremendamente exitosos, sostenibles, inspiradores y creativos; que favorezcan el crecimiento personal, la creación de comunidad y el servicio a la tierra apoyando el Gran Cambio para el siglo XXI.

Espero que la lectura de este texto haya generado en ti un gran momento ¡AJA! Hasta pronto.

Articulo publicado en la revista Ecohabitar Diciembre 2013

Más información de Dragon Dreaming aquí.

 

 

Autora y facilitadora de Dragon Dreaming:

Julia Ramos Puente

Unleashing collective intelligence for life changing entertainment events
Desatando la inteligencia colectiva en eventos que cambien tu vida.

www.onceinalifetimeevents.org

julia(at)onceinalifetimeevents.org

No hay comentarios

Deja un comentario